Hacer historia del (pequeño) rock and roll

¡Saludos, festibalconeros!

Aunque ya han pasado muchos días… Creo que comenzamos a asimilar lo que pasó el domingo en La Cueva. No sabemos cómo empezar a hablar de algo que, aunque suene cursi, fue mágico. Se desbordó totalmente de lo que esperábamos -cuando Óscar nos propuso hacer un concierto para niños como fiesta de presentación, sabíamos que funcionaría pero… Mentiríamos si dijéramos que nos imaginábamos algo así. Y menos un domingo de julio a las seis de la tarde, con tanta gente de vacaciones, de fiestas o en la piscina- y no solamente por los niños: por los padres, por los amigos, por los que incluso se quedaron sin poder entrar…

Además de a Óscar y a Lidia de La Cueva del Jazz, que siempre han apoyado FestiBalc, hay que dar unas gracias enormes a los músicos. Los que estuvisteis pudisteis comprobar en directo que lo de estos chicos no es normal: ya no es su talento (que es más que evidente), es su energía, son sus ganas… Y su entrega para echarnos un cable y dejarse liar para tirarse al barro con un proyecto que nunca se había hecho a pesar de vacaciones, de familia, de trabajo y demás obligaciones. Sara García, Miguel Álvarez, Sergio Portales, Héctor Martín, Víctor Aliste y Mauro Pedrero son ya parte de la familia de FestiBalc y nunca olvidaremos lo que hicieron por nosotros. Tampoco olvidaremos lo que hizo Lourdes Cabellos, la narradora que trabajó muchísimo para que todo fuera perfecto y los niños, además de divertirse, aprendieran un poco de la Historia de la Música. Y lo consiguió. Gracias también a Lucía, por su cartel, sus fotos y sus manos, y a Ana, por estar ahí haciendo letreros y vendiendo camisetas y chapas. Probablemente sin vosotras habríamos vuelto aún más locos.

Por lo demás, nos quedamos con la cara, los bailes y los aplausos de los niños. Por lo que los vimos disfrutar a ellos, a sus padres y, lo más importante: porque lo hacían juntos. FestiBalc es algo para todos porque creemos que la mejor forma de disfrutar de la música es hacerlo todos juntos. Bailar, dibujar, ser felices… Todo es mejor compartido.

Salir a la calle y ver a una niña diciéndole a su madre “Mamá, ¡ha sido total!” mientras otros dibujaban guitarras eléctricas, se hacían fotos con los músicos o se subían al escenario a jugar a ser estrellas… Todas esas cosas harán que no se nos borre fácilmente la sonrisa. Gracias a vosotros, que lo hicisteis posible. ¡Os esperamos en septiembre!

Fotos: Emilio Fraile para La Opinión de Zamora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s